09 julio, 2012

La decadencia de lo importante.


Suprime de la memoria la sonrisa,
apagando lentamente el alma,
mientras observa cómo las cenizas
se van con el viento lejos, muy lejos…

Ángel con alas negras y rotas,
vive en el corazón,
alimentándose de cada indicio de paz.
En la mente sólo hay lugar para preguntas,
aquellas que nadie sabe responder,
aquellas que nadan en un mar estéril.

Los recuerdos hacen sangrar
cada poro de la piel.
Momentos que no volverán,
cuyas esperanzas se disuelven
en un presente ya oxidado.

1 comentario:

ANTONIO M. dijo...

Me gusta como escribes, es al mismo tiempo eaborado y fácil de leer. Seguiré pasándome por aqui a ver si se me pega algo, jejeje... Un saludo.